El Ayuntamiento de Redován celebró ayer el Pleno correspondiente al mes de julio, una sesión de la Corporación en la que, entre otras cosas, se ha adaptado la Ordenanza Fiscal Reguladora del Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, más conocido como Plusvalía, a la normativa vigente del Real Decreto Ley 26/2021. El concejal de Urbanismo, José Nájar, ha explicado que “lo que hemos hecho ha sido modificar la ordenanza en base a la normativa estatal y, al mismo tiempo, hemos aprovechado para introducir a nivel municipal unas bonificaciones que consideramos, por un lado, que aliviarán el bolsillo de las personas que reciben una herencia, y por otro, para que se haga menos cuesta arriba comprar un local a quienes quieran emprender su negocio en Redován”.

  • El Pleno insta a la Generalitat a que facilite la regularización de prácticamente todas las viviendas construidas fuera de ordenación

El concejal se refiere a las bonificaciones introducidas en el artículo 8 de la normativa municipal, que establece la reducción del 50% de la cuota del impuesto en las transmisiones de terrenos por herencias, y la misma cantidad en el caso de que se trate de actividades económicas declaradas de especial interés o utilidad municipal por concurrir circunstancias sociales, culturales, histórico artísticas o de fomento del empleo que justifiquen tal declaración. “Durante los últimos años hemos visto cómo hay personas que incluso se ven obligadas a renunciar a sus herencias por hacer frente a la Plusvalía, así como a los problemas, principalmente económicos, que se encuentran quienes quieren poner en marcha sus negocios”, ha precisado Nájar, quien ha añadido que “en Redován queremos minimizar al máximo las cargas a la ciudadanía, y pensamos que esta era una ocasión para hacerlo en el caso de la Plusvalía, ya que teníamos que modificar la ordenanza tras los últimos cambios normativos realizados a nivel estatal”.

Por otra parte, durante la sesión plenaria se dio un paso más para la puesta en marcha de las obras de adecuación y ampliación del CEIP Sagrados Corazones, con la adjudicación del contrato de ejecución, mientras que también se aprobó a instancias del grupo popular una moción encaminada a facilitar la regularización de las viviendas consideradas ilegales en el municipio. Este punto, tratado a través de una moción que también defendió el concejal de Urbanismo, insta a la Generalitat Valenciana a facilitar la legalización de las construcciones realizadas después del 20 de agosto de 2014. José Nájar ha explicado que la Ley de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Paisaje de la Comunidad Valenciana (LOTUP) da la posibilidad a los propietarios de estos inmuebles a regularizarlos a través de planes especiales de minimización de impacto. “Desde el Ayuntamiento de Redován nos pusimos a trabajar, lo que nos ha permitido identificar más de 400 construcciones en el municipio fuera de ordenación”, ha dicho Nájar, quien ha precisado que de las conclusiones del estudio realizado se desprende que solo se podrían regularizar las construcciones finalizadas antes de la citada fecha del 20 de agosto de 2014, “una fecha que no entendemos y que consideramos necesario variar, para que puedan acogerse al plan de minimización la práctica totalidad de los inmuebles construidos fuera de ordenación, evitando así que puedan darse situaciones injustas”, ha concluido el edil.

Pin It on Pinterest

Share This