La inversión de 3,4 millones incluye el Plan Edificant y los planes de obras de Diputación con el pabellón deportivo y proyectos de mejora hídrica

El edil de Hacienda, Adrián Ballester, ha asegurado que se trata de un presupuesto “realista y riguroso que tiene en cuenta los ingresos reales del Ayuntamiento”

Redován 25/06/2021. El Ayuntamiento de Redován aprobará en el Pleno del próximo miércoles 30 de junio el Presupuesto General 2021, un documento “atípico”, tal y como lo ha calificado la alcaldesa, Nely Ruiz, y que asciende hasta los 8,9 millones de euros, una cifra histórica para el municipio redovanense que alcanzará la mayor cifra inversora de la historia del municipio. La regidora ha explicado que el presupuesto trata de dar respuesta “a la crisis de la emergencia sanitaria que ha derivado en una crisis económica y social a causa de la pandemia de la COVID-19”. Para ello se hace un esfuerzo en incrementar las subvenciones un 14,17% respecto al año pasado, se congelan los impuestos y se mantienen las bonificaciones a colectivos sociales.

Por otra parte Ruiz ha indicado que el incremento presupuestario en los ingresos se debe también a que el Ayuntamiento ha recibido las subvenciones pendientes por gastos ocasionados por la DANA de 2019, así como las obras previstas por la Generalitat Valenciana dentro del Plan Edificant y por la Diputación Provincial de Alicante a través del Plan de Obras y Plan +Cerca, que permite el pago de gasto corriente. De este modo, la inversión en el presupuesto asciende a 3,4 millones de euros y en ella se incluyen proyectos de obras importantes para Redován, como el instituto, el pabellón deportivo o las obras de mejora hídrica. Además, “entre las obras que se ejecutarán en el año 2021 se incluye la mejora de las infraestructuras hidráulicas del Barrio María Ros para evitar las inundaciones y que licita directamente la Diputación provincial”, ha añadido la primera edil.

El concejal de Hacienda, Adrián Ballester, ha sido el encargado de desglosar el Presupuesto General 2021 del Ayuntamiento de Redován. Ballester ha asegurado que “se han tenido en cuenta los ingresos y gastos reales del Ayuntamiento, por lo tanto, se trata de un presupuesto realista y riguroso, y en ningún caso deficitario”. De hecho, se plantea que una vez ejecutado el resultado sea de una ejecución presupuestaria positiva, con superávit y un remanente de tesorería también positivo. El responsable municipal de Hacienda ha indicado que, aparte de las ayudas del Plan Resistir ya convocadas para profesionales y pymes del municipio, se abrirá otra convocatoria de subvenciones para ayudar a los sectores profesionales más castigados por la crisis económica.

En cuanto a los ingresos, el presupuesto inicial es de 8.933.027,96 euros, un 44,75% más que el del año 2020. Por capítulos, se prevé un incremento de los ingresos por impuestos indirectos del 7,24%. Se trata de los ingresos por IBI, impuestos de vehículos, las plusvalías y el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) que siguen congelados un año más y que si aumentan es por la incorporación al padrón de nuevos inmuebles en el IBI, así como por el incremento de mercantiles que tributan en el IAE en Redován, gracias al crecimiento de empresas que apuestan por localizarse en el polígono industrial San Carlos de Redován. Los ingresos por el ICIO (Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras) también suben un 1,68% en base a las peticiones de licencias realizadas durante este año.

Pensionistas, familias numerosas, personas en paro, discapacitadas y jóvenes recibirán las bonificaciones destinadas a colectivos sociales también este año. Adrián Ballester ha recordado que “desde hace más de ocho años no se ha tenido en cuenta la actualización del IPC en las tasas por la prestación de servicios públicos, por lo que el Ayuntamiento asume la financiación de los mismos y esto afecta al conjunto del gasto público”.

Respecto a los gastos, se prevé que sean de 8.745.925,52 euros, un 41,72% más con respecto al presupuesto inicial del pasado año. Por capítulos, suben los gastos de personal por el aumento salarial de los empleados públicos y la creación de nuevas plazas para aumentar la eficiencia en la gestión administrativa (un puesto de intervención, tesorería y de técnico de administración general) y también suben los gastos corrientes motivado, sobre todo, por el nuevo contrato de recogida de residuos que mejorará el servicio adaptándolo a las necesidades actuales del municipio, lo que también supone un mayor coste.

“La crisis económica en la que ha derivado la crisis sanitaria del Coronavirus nos ha llevado a hacer un esfuerzo en atender a las personas de nuestro pueblo que lo necesitan, y por eso dentro de los gastos, se incrementan de manera considerable los destinados a subvenciones, un capítulo que pasa de 601.635,83 euros en 2020 a 686.891,39 euros en 2021”, ha precisado el concejal de Hacienda. Además, como se ha hecho durante los últimos seis años, “se incluye en el presupuesto un fondo de contingencia de 50.000 euros con el que hacer frente a cualquier eventualidad que se pueda producir, sin necesidad de tener que echar mano de otras partidas”, ha dicho el concejal. Adrián Ballester ha insistido en que este presupuesto “es realista y está diseñado para que consigamos, al cierre del ejercicio, tener un resultado presupuestario positivo, así como un remanente de tesorería también positivo”.

Pin It on Pinterest

Share This