Historia

La población de Redován se mantiene en ritmo creciente y actualmente está entre los siete y ocho mil habitantes.

El nombre de -Redován es netamente árabe y alude al caballero o familia dueña del pueblo, que en los comienzos no fue otra cosa, en la totalidad de su término, que una finca o hacienda del extenso territorio que entonces dependía de Orihuela.

Algunos quieren derivarlos de Farax Ben Redvan o Reduan, general del Rey moro de Granada, que invadió y saqueó Guardamar en el año 1331, y acampó en estribaciones de nuestra sierra, haciendo estancia en el sitio que, por este motivo, dicen tomó luego nombre de su nombre.

Pero no parece esto lo más cierto, ya que antes de este año 1331, en el Libro de Repartimientos de Orihuela se le menciona ya con el nombre de “Aben-Redvan”, que significa: “De los hijos de Redován”; lo que claramente alude a un propietario de idéntico nombre al del referido General, pero bastante anterior a él.

Ginés Pérez de Hita, historiador, que vivió entre los años 1544-1619 en su libro “Guerras Civiles”, nombra a la familia de los Reduanes entre los nobles y preciados caballeros moros de Granada, que procedían de Marruecos.

Desde los primeros años dela Reconquista(1242-43) perteneció a la ilustre familia de los MIRÓN, de la que todavía queda recuerdo en nuestra huerta (El puente Mirón).

Entre los señores de este apellido destacan: D. Fernando Mirón, señor de Redován, en tiempos del infante D. Fernando, 1329, señor de Orihuela y Marqués de Tortosa, y que según el historiador Martínez Paterna, fue su maestre de campo, cuando la toma de Jumilla. También D. Francisco Mirón, señor de Redován en 1383. En 1399 sostenía dura guerra civil contra D. Ramón de Rocafull, señor de Albatera.

La primera reyerta destacable y de la que se tiene constancia se remonta al año 1380; viene protagonizada por las casas de los Rocafull y los Mirons, titulares de los señoríos de Albatera y Redován. La cuestión se inició entre cierto López Álvarez, amigo de los Rocafull, y los hijos de Francesc Mirons. El origen de esta disputa también se ha atribuido a un segundo motivo, el abandono por parte de uno de los Rocafull de una joven Soler, cuya familia se hallaba vinculada a los Mirons, dando lugar a un rompimiento de noviazgos en cadena que acabó sembrando el desorden y desconcierto en la villa.

Ante estas situaciones, las autoridades se alinean en ambos bandos; los enfrentamientos trascienden al campo; se producen los primeros homicidios y ha de intervenir directamente el Rey. Los jefes de cada fracción son llamados ala Corte, en Orihuela actúa un comisario regio con plenos poderes. Finalmente, el asunto queda zanjado mediante arreglos pecuniarios, satisfacciones verbales, compromisos de treguas por escrito y algún destierro temporal.

Por su matrimonio con una hija de D. Francisco Mirón, en el año 1401 era Señor de Redován D. Bernart Tapiols, permaneciendo hasta 1490.

Aunque las laderas de nuestra sierra fueron siempre lugar acogedor (en ella se han hallado vestigios de antiguas civilizaciones), lo cierto es que la actual población arranca del tiempo en que fueron señores de Redován,la Ilustrefamilia de los SANT-ANGEL.

Los últimos años dela Reconquistadejaron este lugar reducido a una gran Alquería o pequeña aldea, dependiente de la ciudad de Orihuela.

En el año 1490, D. Jaime Sant-Angel compró a la familia Mirón el Señorío de Redován, que “no era más que una grande Alquería y debía ser mejor tierra y más huerta de lo que es hoy; porque la acequia de Escorratel iba mucho más arriba; pero con las avenidas de las ramblas crece y se alza la tierra y decrece la huerta al faltarle el agua “. (Anales de Orihuela, P. Bellot).

D. Jaime Santangel, natural de Orihuela, señor de Redován, valido del Cardenal Arzobispo de Toledo Ximénez de Cisneros, es nombrado por el Rey Católico Fernando II de Aragón Bailé General de Orihuela en 1491.

Los Santangelos fueron caballeros dela Reconquistade Valencia y de los más notables señoríos de estos reinos y disfrutaron de esta posesión durante mucho tiempo en íntima relación con la aristocracia oriolana, sirviendo Redován por su proximidad a Orihuela, como lugar de recreo y deporte.

Al año siguiente (1491) de comprar el Señorío, D. Jaime, confiando en los buenos servicios que había hecho por Orihuela, su patria, siendo privado del Rey Católico, propuso al Consejo dela Ciudadque quería poblar su heredad de Redován de cristianos y moros, y había comenzado a obrar, en lo cual había de gastar mucho y que la población sería difícil si no les atraía con algunas libertades. Por tanto, suplicaba al Consejo que a los nuevos pobladores les hicieran francos de sisa y muro.

El Consejo encomendó a los Jurados, que viesen de qué manera se podía hacer que fuere a gusto de D. Jaime y lo manifestasen en otro Consejo.

Hecha relación y consultado este punto, le concedieron franqueza de sisa y derecho de muro por 20 años (Anales de Orihuela, P. Bellot).

Realizadas las obras y poblado el lugar, se confirmó el Señorío por Decreto de 15 de mayo de 1501, del Rey D. Fernando II de Aragón y V de Castilla y de su esposa Dª Isabel.

Sería muy interesante hallar este Decreto de los Reyes Católicos, pues tal vez en él tenga origen la emancipación de Redován de la ciudad de Orihuela ya que, desconociéndose hasta hoy este dato, y sabiendo con certeza que cuando perteneció el Señorío ala Comunidadde Padres Dominicos del Colegio de Santo Domingo, era el Rector del Patriarcal Colegio quien ponía y deponía a los alcaldes de este pueblo, es de suponer que este privilegio o independencia lo tuvieron también los señores anteriores, es decir, que tenga su origen en el mencionado Decreto de los Reyes Católicos al confirmar el Señorío.

De ser esto así, Redován se independizó de Orihuela el 15 de mayo de 1501 por Decreto de los Reyes Católicos, siendo Señor de Redován D. Miguel Jerónimo Sant-Angel.

La familia SANT-ANGEL poseía en propiedadla Bailía Generalde Orihuela por privilegio de los Reyes Católicos, tal vez como recompensa a la ayuda que esta familia les prestó en las guerras de Granada.

SIGLO XVII

Sistema económico de la Comarca

Los cronistas dibujan para el siglo XVII un paisaje agrario prácticamente similar a la centuria anterior. Persistía el dominio arrendista. La vid llegaría a ocupar un destacado lugar en la producción local de Redován. La morera y el olivar conocerían una apreciable expansión; otras plantas como  los frutales, hortalizas o el arroz, alcanzarían rendimientos importantes. El cultivo del trigo ocupa un sector a considerar en casi todala Vega Baja, cultivándose en las mejores tierras y obteniendo excelentes cosechas, lo que contribuyó a su elevado consumo.

La seda contribuyó de modo muy destacado en el proceso de expansión de la agricultura comarcal, apreciándose a finales de este siglo un importante incremento. El auge que tuvo la producción de moreras afectó negativamente a los planteles de vid, tal como puede desprenderse del importante descenso de la producción vinícola en ese mismo período.

Por último, la planta de la sosa se consolida en la mitad del siglo XVII como importante producto comercial, cuya exportación resulta fundamental para la reactivación de la economía comarcal.

Durante años la pequeña o mediana propiedad continuó predominando en la huerta oriolana. No ocurre lo mismo en las aldeas y dependencias de Orihuela, Catral, Callosa, Almoradí, Guardamar, etc., donde la propiedad se hizo más frecuente cuanto más alejado se encontrara el paraje del núcleo urbano principal. Alguno de estos lugares terminaron cayendo bajo el régimen dominical, como es el caso de Rafal, Molins y Redován.

Estructuras sociales en Redován: señores y vasallos

Los dominicos, dueños dela Universidadde Orihuela, dominaron a través de ella la vida intelectual de la comarca. Poseían poder económico suficiente como para adquirir holgadamente la aldea, términos y señorío de Redován, pasando a formar parte de las propiedades de los frailes ya en 1632.

El Colegio de Predicadores de la ciudad de Orihuela constituía, junto con el Cabildo Catedralicio,la Instituciónreligiosa más importante de la comarca, al tiempo que mantenía estrecha relación con el ámbito cultural a través dela Universidadde Orihuela. Integrados estos organismos por dominicos, era, no obstante, algo más que sus vinculaciones con la explotación agraria lo que constituía el soporte económico de la ciudad. Entre otros aspectos cabría mencionar el capítulo de préstamos y la condición que ostentaban de “señor de Vasallos”, lo cual les proporcionará numerosas y variadas fuentes de ingresos.

A excepción del señorío de Redován, las condiciones que regulaban las relaciones entre el señor feudal y los vasallos en los años inmediatamente posteriores a 1609, constituyen actualmente una incógnita difícil de precisar en lo que se refiere al Bajo Segura. Si los capítulos concertados entre los vecinos del lugar de Redován y el Colegio de Predicadores de la ciudad de Orihuela han de servirnos de ejemplo; cabría señalar que la refeudalización observada en otras Cartas Pueblas del País Valenciano no supusieron a Redován una dureza extrema para el vasallo sometido al señor. Quizás debió influir de forma decisiva el peso de una tradición de relaciones menos duras de las que, por el momento, se pretendían imponer. Por otra parte, actuaba a favor de los vasallos la dramática despoblación que asolaba la comarca y que imposibilitaba a los señores el sobreponerse a sus exigencias ante el temor de no disponer de mano de obra que cultivase sus tierras. En todo caso, la capacidad de resistencia de los vasallos de Redován obstaculizaron las pretensiones del señor feudal y las posibilidades de refeudalización que la clase feudal consiguió en otras partes del reino.

Adjudicación del lugar de Redován

La adjudicación del lugar de Redován, sin embargo, no se resolvió a favor de dicho D. Jerónimo Rocamora, sino que fue el Colegio de Predicadores quien, habiéndose retraído en su postura, resolvió la compra de Redován siguiendo la trayectoria iniciada en la línea de inversión creciente en la adquisición de tierras.

De esta manera, reunidos los vecinos de Redován, junto con representantes del Colegio, se acordó por ambas partes aceptar y aprobar los capítulos firmados por D. Jerónimo Rocamora, con la modificación de uno de ellos a favor de los nuevos vasallos. La escritura de aceptación se firmaba el 4 de enero de 1615 y el 7 de abril del mismo año y el Colegio se obligaba a redimir, siempre que se rematase dicha compra a su favor, las dos mil libras de los censos; el pago de las pensiones correspondientes mientras tanto no se redimiesen.

Por un Decreto dela Real Audienciade Valencia, el 2 de mayo de 1615 quedaba rematado el lugar de Redován por el precio de12000 libras, a favor del Colegio de Predicadores, tomando la verdadera posesión el 12 de enero de 1616. Los dominicos se convertían así en señores y poseedores de:

“tot lo terme, territori, montañas, dehessa, e de tot lo territori, e terra culta e inculta, plana e montuosa…juntament ab los fruits, rendes, y emoluments a senyors pertanyent jurisdiccio alfonsina civil y criminal y ab tots los drets, termes y petinencies de aquell”.

SIGLO XVIII

Rentas de Redován en la 1ª mitad del siglo: el término de Redován se componía en estas fechas de la huerta de Redován y Hortanova y el Campo del Ramblar. La huerta de Redován estaba distribuida entre enfíteutas que pagaban un censo en dinero, comprendido entre los cinco y los ocho sueldos por taulla y en las tierras nuevamente establecidas a partir de 1700, las pensiones correspondientes a un censo redimible impuesto por valor de dicho establecimiento. Hortanova y parte del Ramblar eran cultivadas directamente por los dominicos, utilizando trabajo asalariado; la parte restante del Ramblar por enfiteutas y “a terrague” o partición de frutos consistentes en la séptima parte de la cosecha.

La evolución de las rentas en dinero procedentes de los derechos enfitéuticos de Redován muestra un estancamiento a lo largo de la primera mitad del siglo, dadas las escasas posibilidades de extender el cultivo. Pero sobre todo a las adquisiciones del dominio útil por parte del Colegio, reduciendo así las propiedades de los enfiteutas. Propiedades que el Colegio explotaba directamente mostrando un creciente interés por la explotación capitalista de la tierra cuando las relaciones feudales no podían ser endurecidas o cuando el valor económico del censo enfitéutico se había despreciado en demasía. Dicha tendencia no queda muy clara del todo, pero puede ser sintomático que los dominicos concedieran nuevas parcelas sobre las cuales imponían censales por su valor, al tiempo que se apreciaban los llamados ” Quartos de Redován”, cedidos anteriormente en enfiteusis.

El año 1743 representa un punto de inflexión importante en el número de pobladores que también reflejaba la evolución de los censos enfitéuticos y de la superficie cultivada por aquellos. Algunos de ellos debieron abandonar el lugar, pero al final del período ya se había recuperado la población anterior. La que no logró volver al nivel inicial fue la extensión de las tierras cedidas, después de la compra realizada por el propio Colegio de 188 tahúllas- que constituían los “Quartos de Redován” – y algunas más para cultivarlas por cuenta propia. Aunque no se poseen datos para las tahullas cultivadas por enfiteutas de la huerta de Redován anteriormente a 1734, se pueden contabilizar para dicho año la suma total de 1532, una cuarta y trece brazas. En 1743 éstas habían descendido a 1346 y diez años más tarde -en 1753- eran 1360.

Elección de parroquia: primer párroco de Redován

En 1602 se eligió parroquia y fue nombrado párroco de la misma a D. Agustín Cáspedes y Oria Castellano, que ascendió los derechos a300 librasanuales.

El “Palacio”

Durante el ejercicio del cura párroco D. Esteban Ferrer y Galindo se terminó de construir el Palacio que actualmente ocupa, reformado, el Ayuntamiento de Redován, y cuya conclusión data de 1726, siendo rector el Reverendísimo Padre Fray Domingo Fenoll.

En su origen estaba dotado de “varias salas, alcobas y cuartos de estudio, comedor, cocina, despensas, hermosa vista y varios balcones de hierro; sus salas estaban adornadas con más de cuarenta retratos de santos, pontífices y escritores dela Orden”.

Según el Manuscrito del Magíster Montesinos, en el año 1782 se añadieron cortinas, mesas y varios mapas del Maestro y Rector Fray Antonio Gálvez. En este palacio, con escaleras separadas y puerta a la calle, está la sala del Ayuntamiento, con su archivo, mesas y sillas; a un lado está la almazara donde se fabricó el aceite de todos los labradores del término de Redován. Enfrente se encuentra la real cárcel. El caserío era muy ordinario y el vecindario, muy pobre.

Hacia mediados de los años 70, siendo alcalde de la población D. Antonio Ruiz Lizón, fue modificado y habilitado para Consistorio Municipal. Actualmente en el año2000 hasido nuevamente restaurado, modernizando sus dependencias, haciéndolas más funcionales y modificándose su aspecto exterior, conservando parte de los elementos tradicionales.

SIGLO XIX

Según anotaciones de Antonio J. De Cavanillas hacia el año 1800, en la descripción que realiza de los pueblos y paisajes dela Vega Baja, aparece Redován al pie de la sierra. En las raíces meridionales del escarpado monte queda Redován, pueblo de 124 vecinos.

La guerra contra Napoleón, iniciada en mayo de 1808, llevó consigo el aumento general de impuestos en todo el territorio. Las dificultades económicas, propiciadas por las catástrofes climáticas y los brotes de epidemias, resquebrajaron las debilitadas arcas municipales.

También en nuestro municipio se sintió la intensidad de la guerra, ya que jóvenes varones entre 16 y 40 años fueron alistados.

En el aspecto económico,la Vega Bajase vio asolada por los desastres naturales (seísmos) de marzo de 1832. El balance de la tragedia fue de numerosos heridos y enfermos, e importantes pérdidas materiales.

En los años sucesivos se produjeron duras reacciones sociales. La muerte del rey a finales de septiembre de 1833 dejó libre el camino a los movimientos latentes desde años anteriores. El movimiento carlista enla Comarcadel Bajo Segura y particularmente en Orihuela, se intensificaba.

Entre 1839 y 1840, el régimen liberal entró en vías de estabilización y la lucha política, aunque en repetidas ocasiones se sirviera de las armas, siguió otros procedimientos; se trataba del enfrentamiento entre los moderados y los progresistas.

Tras la breve experiencia republicana; España comienza una nueva andadura política marcada por el sistema dela Restauración. Deesta etapa se conserva en el Archivo municipal el Libro de Sesiones donde aparece el censo electoral del año 1889.

En 1847, Redován contaba con 160 casas, incluido el Palacio del Colegio de Predicadores de Orihuela. Su industria consistía en cinco molinos de aceite y algunos telares. La población de hecho era de 1591 habitantes y la de derecho de 1665. Según la estadística de 900, saben leer 58 varones y 56 hembras; leer y escribir, 143 varones y hembras; no saben leer, 571 varones y 715 hembras.

SIGLO XIX

Según anotaciones de Antonio J. De Cavanillas hacia el año 1800, en la descripción que realiza de los pueblos y paisajes dela Vega Baja, aparece Redován al pie de la sierra. En las raíces meridionales del escarpado monte queda Redován, pueblo de 124 vecinos.

La guerra contra Napoleón, iniciada en mayo de 1808, llevó consigo el aumento general de impuestos en todo el territorio. Las dificultades económicas, propiciadas por las catástrofes climáticas y los brotes de epidemias, resquebrajaron las debilitadas arcas municipales.

También en nuestro municipio se sintió la intensidad de la guerra, ya que jóvenes varones entre 16 y 40 años fueron alistados.

En el aspecto económico,la Vega Baja se vio asolada por los desastres naturales (seísmos) de marzo de 1832. El balance de la tragedia fue de numerosos heridos y enfermos, e importantes pérdidas materiales.

En los años sucesivos se produjeron duras reacciones sociales. La muerte del rey a finales de septiembre de 1833 dejó libre el camino a los movimientos latentes desde años anteriores. El movimiento carlista enla Comarcadel Bajo Segura y particularmente en Orihuela, se intensificaba.

Entre 1839 y 1840, el régimen liberal entró en vías de estabilización y la lucha política, aunque en repetidas ocasiones se sirviera de las armas, siguió otros procedimientos; se trataba del enfrentamiento entre los moderados y los progresistas.

Tras la breve experiencia republicana; España comienza una nueva andadura política marcada por el sistema dela Restauración. Deesta etapa se conserva en el Archivo municipal el Libro de Sesiones donde aparece el censo electoral del año 1889.

En 1847, Redován contaba con 160 casas, incluido el Palacio del Colegio de Predicadores de Orihuela. Su industria consistía en cinco molinos de aceite y algunos telares. La población de hecho era de 1591 habitantes y la de derecho de 1665. Según la estadística de 900, saben leer 58 varones y 56 hembras; leer y escribir, 143 varones y hembras; no saben leer, 571 varones y 715 hembras.

SIGLO XIX

Según anotaciones de Antonio J. De Cavanillas hacia el año 1800, en la descripción que realiza de los pueblos y paisajes dela Vega Baja, aparece Redován al pie de la sierra. En las raíces meridionales del escarpado monte queda Redován, pueblo de 124 vecinos.

La guerra contra Napoleón, iniciada en mayo de 1808, llevó consigo el aumento general de impuestos en todo el territorio. Las dificultades económicas, propiciadas por las catástrofes climáticas y los brotes de epidemias, resquebrajaron las debilitadas arcas municipales.

También en nuestro municipio se sintió la intensidad de la guerra, ya que jóvenes varones entre 16 y 40 años fueron alistados.

En el aspecto económico,la Vega Bajase vio asolada por los desastres naturales (seísmos) de marzo de 1832. El balance de la tragedia fue de numerosos heridos y enfermos, e importantes pérdidas materiales.

En los años sucesivos se produjeron duras reacciones sociales. La muerte del rey a finales de septiembre de 1833 dejó libre el camino a los movimientos latentes desde años anteriores. El movimiento carlista enla Comarcadel Bajo Segura y particularmente en Orihuela, se intensificaba.

Entre 1839 y 1840, el régimen liberal entró en vías de estabilización y la lucha política, aunque en repetidas ocasiones se sirviera de las armas, siguió otros procedimientos; se trataba del enfrentamiento entre los moderados y los progresistas.

Tras la breve experiencia republicana; España comienza una nueva andadura política marcada por el sistema dela Restauración. Deesta etapa se conserva en el Archivo municipal el Libro de Sesiones donde aparece el censo electoral del año 1889.

En 1847, Redován contaba con 160 casas, incluido el Palacio del Colegio de Predicadores de Orihuela. Su industria consistía en cinco molinos de aceite y algunos telares. La población de hecho era de 1591 habitantes y la de derecho de 1665. Según la estadística de 900, saben leer 58 varones y 56 hembras; leer y escribir, 143 varones y hembras; no saben leer, 571 varones y 715 hembras.