Guisado de albóndigas

INGREDIENTES:

 –          ½ Kg. de pavo con cascarón.

–          1/4 y medio de pavo picado

–          Un trozo de magro de cerdo.

–          Un trocito de tocino.

–          2 filetes de pechuga de pollo

–          2 higadillos de pollo.

–          Un poco de sangre.

–          Un huevo.

–          4 o 5 dientes de ajo.

–          3 patatas.

–          Un tomate.

–          Una cucharada de harina.

–          Un poco de pan duro.

–          2 o 3 ramitas de perejil

–          Especias: nuez moscada, pimientas, sal y azafrán.

 ELABORACIÓN:

Freímos la carne de pavo con cascarón, poniéndola después en una olla con agua. En un recipiente aparte ponemos todo el resto de la carne, previamente picada; le picamos 2 0 3 dientes de ajos a trocitos, espolvoreamos las especias añadiéndole posteriormente el huevo. Picamos el perejil a trocitos poniéndolo en este mezcla; finalmente añadimos el pan, (previamente macerado con un poco de agua) y por último la sangre.

Mezclamos todos los ingredientes hasta estar todos estos bien mezclados y vamos haciendo pelotitas del tamaño de una nuez.

 En el aceite donde freímos el pavo damos unas vueltas a las almendras y a un poco de pan, cogemos 1 o 2 dientes de ajos crudos y los picamos en el mortero junto con las almendras y el pan. Echamos esta picada a la olla donde está hirviendo el pavo junto con las patatas ( peladas y cortadas a cuadros).

 Freímos un tomate, añadiéndole una cucharada de harina 2 o 3 segundos antes de apartar. Echándolo a la olla.

 Finalmente echamos las albóndigas dejándolas guisar unos 30 minutos aproximadamente.