El Ayuntamiento de Redován ha mostrado su satisfacción por tener respuesta a la que ha sido, desde hace casi una década, una de las principales reivindicaciones del Consistorio al Gobierno de España: la construcción de una rotonda en el punto kilométrico 691,800 de la N-340. La alcaldesa, Nely Ruiz, ha recordado que tanto su antecesor en el cargo, Emilio Fernández, como ella misma, han reclamado esta rotonda a todos los responsables del Ministerio, la Dirección General de Carreteras o la Subdelegación del Gobierno que han ocupado el cargo desde el año 2014.

La rotonda se construirá al sur de la travesía del Barrio San Carlos y contará con dos vías de servicio en los márgenes para reordenar los accesos al polígono. Las obras contemplan el acondicionamiento de intersecciones, reordenación de accesos y tratamiento de travesía. Para Ruiz, “esta infraestructura va a impulsar nuestra zona industrial, ya que está ubicada en un lugar inmejorable, con buena comunicación con la A-7, y con la rotonda conseguiremos permeabilizar y dar fluidez al tráfico, que es de lo único que adolece”.

La alcaldesa de Redován ha querido recordar todo el trabajo realizado, “porque el tramo de la N-340 que nos afecta siempre ha aparecido en los listados de puntos negros de la red vial española, y aunque desde el Ayuntamiento hemos tomado las medidas que estaban en nuestra mano para atraer empresas al polígono, y se ha conseguido, no hay más que echar un vistazo a nuestra zona industrial, contar con un buen acceso también es muy importante para seguir creciendo”.

Las obras están en fase de licitación y se ejecutarán junto con una segunda rotonda en Albatera, a la altura del Polígono Industrial Mos del Bou y con un presupuesto conjunto de 2,22 millones de euros destinados a mejorar la seguridad vial y la funcionalidad del tráfico en las intersecciones.

Pin It on Pinterest

Share This